3 ene. 2012

Otro día más...


Te fuíste un día de verano. Aún hay noches, en las que conciliar el sueño, se convierte en un reto para mí. Pero aprendo a disfrutar, sin tí, de los momentos que me regala estar viva.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

...y aún queda tanto por vivir...

Sara dijo...

Se fue en un momento idóneo, hacía mucha calor para estar piel con piel. Me alegra que estés aprendiendo a vivir y a disfrutar sin aquél que no supo hacerlo contigo, dejando espacio a momentos realmente merecidos. Gracias, amiga.

Rosa Delia dijo...

Ya te lo dije en su momento, pero me encanta esta entrada!!!

Hermes dijo...

No dejes de sentirte viva nunca, lo vales

fanny dijo...

La entrada es preciosa, lo mucho que se puede decir con una imagen ;)

Lu dijo...

A veces ayuda, una almohada pegada a tu espalda en vertical...parece que nunca se marchó.