4 ene. 2012

Otra vez tú...


Todo parecía tan sólido como la imagen, pero sólo fueron necesarios dos sorbos para que se acabara.

4 comentarios:

Sara dijo...

Dos sorbos con sabor amargo y llenos de ardor. Pero a medida que va transcurriendo el tiempo vas saboreando el fondo de la situación y es ahí donde te encuentras tú, con el dulzor que tanto deseabas y que te mereces de la vida. Gracias, amiga.

Rosa Delia dijo...

Sabes qué? Lo mejor es que aunque se acabe en "dos sorbos", seguimos vivos para volver a vivir, sentir y disfrutar de momentos para el recuerdo.

Xemari dijo...

La vida esta llena de sorbos, algunos más cortos, otros más largos pero en contra de lo que algunos/as afirman: si las cosas no salen como uno/a desea el tiempo después todo lo cura. Lo importante es conservar los recuerdos por que son los que hicieron posible nuestro pasado y ayudan a construir nuestro futuro.

Lu dijo...

"Amor de dos tragos"